links de rubros categorias relacionadas

links de rubros categorias relacionadas
 
 

 

Alambrados perimetrales de seguridad

Hay muchas maneras de proteger un perímetro. Los alambrados perimetrales de seguridad brindan una respuesta altamente eficiente para proteger su inmueble, propiedad privada, industria, comercio, etc. Dentro de las posibilidades de alambrados de seguridad, se comercializan tanto los tradicionales alambres de púas, como los alambres de concertinas y los cercos eléctricos, entre otros sistemas, cada uno con sus particularidades, ventajas y desventajas específicas. Si usted está buscando asegurar un perímetro y no está seguro por qué opción optar, aquí encontrará algunos tips que le ayudarán a tomar la opción correcta.

alambradas perimetrales de proteccionLos alambres de púas son un tipo de alambres cuya confección está hecha a partir de dos alambres trenzados altamente resistentes, cuyas púas se fabrican de alambre recocido galvanizado. La variedad denominada “Bull Dog” se utiliza en general cuando se requieren alambrados de alta seguridad, dado que sus púas son más largas que las del alambrado tradicional. También, para requerimientos de alta seguridad, se comercializa un tipo alambre de púas cruz conformado con cuchillas de maquinilla de afeitar, produciendo de esta forma un tipo de protección más alta.

Actualmente, para la mayoría de las demandas de seguridad perimetral se está utilizando el tipo de alambre de concertina. Este resulta un sistema altamente eficaz en materia de alta seguridad y desde su fabricación ha pasado a remplazar al antiguo alambre de púas, puntas de vidrios y puntas de rejas, que han sido tradicionalmente empleados para la protección de muros, medianeras, terrazas, etc. El alambre concertina posee un variado diseño, así como también un amplio rango de medidas que se podrán adecuar a las demandas de los usuarios. Este producto se fabrica a partir de una estructura de alambre de acero redondo completamente recubierto por una lámina de acero galvanizado o acero inoxidable que varía en espesor, en forma de navajas punzantes y cortantes como bisturíes. El material con el que se fabrican los alambres de concertinas resulta prácticamente imposible de ser cortado con herramientas de uso convencional u hogareño, lo que supone que no resultará tarea sencilla el franqueo del alambrado para quien intentase hacerlo.

 
         
 

Modelos recomendados

 

Existen varios modelos de concertinas, pero los más pedidos son los de tipo helicoidal, tanto simples como dobles (o cruzadas). Las helicoidales simples son como un espiral que se instala extendido entre dos puntos fijos a los extremos del cerco o muro a proteger, para lo cual se deja una distancia recomendable de entre veinte a veinticinco centímetros entre cada vuelta del espiral, para garantizar una máxima eficacia en su funcionamiento. La variedad de alambre d concertina cruzada, está confeccionada básicamente de la misma forma, pero se utilizando dos espiras que van unidas unen con grampas en tres puntos de cada vuelta, para reforzar de esta forma la seguridad y hacerla aun más difícil de franquear. Otro sistema que también es utilizado dentro de los alambrados perimetrales de seguridad, es el cerco eléctrico.

Este es un tipo de sistema que funciona mediante la transmisión de un impulso eléctrico emitido de manera controlada, que pulsa a través de los hilos de acero que conforman al alambrado. El mecanismo se activa cuando alguien intenta franquear el perímetro asegurado por el cerco, y en esa circunstancia la persona recibe una descarga eléctrica que no produce daño permanente, pero que produce el efecto de ahuyentar a posibles intrusos o delincuentes. Su instalación deberá cumplir estrictamente con las normas legales de defensa.

alambrados de periferia para seguridadAlgunos aspectos a destacar es que resulta de vital importancia que el equipamiento que usted vaya a adquirir sea un producto eléctricamente seguro. Esto se prueba a través de la exhibición de los certificados de fabricación vigentes debidamente emitidos por algún ente certificador reconocido por el Estado. En este tipo de productos, el ente certificador utiliza la norma internacional IEC 60335-2-76, que dictamina los requerimientos exigidos básicos para que una correcta instalación pueda ser realizada y quitarle el factor de peligrosidad que podría tener si no se contemplaran lo que allí se recomienda. En la norma IEC 479-2 está expresado cuál sería aproximadamente la máxima energía eléctrica que un ser humano puede soportar, y esto deberá ser respetado absolutamente, al regular la intensidad del impulso que el cerco emita. Los cercos eléctricos pueden aplicarse a diversos campos, dandi respuesta a una amplia gama de demandas de los usuarios, para resguardar cualquier espacio que requiera de seguridad, ya sea para propiedades privadas, como para perímetros en countries o barrios cerrados, entre una amplia gama de aplicaciones. Una vez que el cerco está funcionando electrificado, no debe olvidar la colocación de señales que se encuentren a la vista indicando que por el cerco corre un impulso eléctrico, funcionando tanto como una advertencia que además disuade a los posibles intrusos de los intentos de violación del cerco. Este sistema no requiere mantenimiento pero sí es recomendable una revisión periódica, a cargo de un instalador matriculado, para verificar que todos los componentes estén bien colocados y funcionando sin fallas.