INICIO
 

TEMAS RELACIONADOS

Detectives privados

 

 

 

Seguimientos detectives privados

Cuando acudimos a una agencia de detectives privados lo podemos hacer por varios factores: problemas personales, problemas conyugales, problemas laborales, o quizás para averiguar algún paradero de alguien que nos debe dinero o simplemente para certificar una presentación de quiebra y corroborar que no sea fraudulenta.

Los seguimientos por detectives privados se encargan de todos estos temas; dichos seguimientos se relacionan en mayor medida con problemas maritales; se trata de averiguar mediante ellos por qué el conyugue se comporta de forma dudosa, o llega tarde a la vivienda, etc. En estos casos los seguimientos por detectives privados se realiza de forma discreta, por lo general, antes de realizar la investigación, la agencia nos pide que nos contactemos de forma personal para tomar datos y recopilar información.
Habitualmente antes de contratar seguimientos por detectives privados se nos pide que abonemos un valor por adelantado, pero el valor final de la investigación dependerá de cuánto dure el proceso y de los gastos que se hayan originado mientras se llevó a cabo. La seña es una garantía y un certificado de contratación; una vez pactado esto, la agencia empezará por preguntarnos cuál es el problema y qué es lo que se trata de resolver, es decir si queremos solo una investigación o si a la vez pretendemos una intimidación.

En los casos de seguimientos por detectives privados a individuos que son sospechados por infidelidad lo que se hace generalmente es después de unos días de ardua vigilancia, se toman fotos y se elabora un informe en donde se redactan los pasos de la investigación y los resultados obtenidos. De allí en más el contratista decidirá que hacer con respecto a su pareja; si toma acciones legales, si sólo se divorcia etc.

Los casos se vuelven más complicados cuando estas investigaciones se hacen en un ámbito empresarial; son muchos los empresarios y hombres de negocios que acuden a las agencias alegando falta de lealtad de sus empleados. Aquí se realiza un seguimiento por detectives privados mucho más arduo que el anterior y también más discreto; aquí los riesgos son mayores ya que está la integridad y el buen nombre de la empresa en juego.
En estos casos, los detectives suelen infiltrarse en el lugar del trabajo del sospechado y establecen relaciones con el mismo, el fin aquí es obtener la mayor parte de datos posibles para corroborar la supuesta traición. El caso no se cerrará hasta que el detective y la agencia lo crean conveniente; éstos suelen terminar cuando existen pruebas concretas que certifican la sospechas, tales como mails incriminadotes, documentos que den a entender que se está vendiendo información secreta de la empresa, etc.
  seguimientos-detectives-privados

Los otros seguimientos por detectives privados son los que se hacen a los morosos o los conocidos “deudores incobrables”; aquí muchas veces conseguir la información adecuada y necesaria no es tan fácil Esto se debe a que el contratista no posee conocimiento alguno de donde se encuentra la persona a investigar, lo cual encarece la tarea de la agencia y a su vez se elevan los plazos de tiempo. Los detectives aquí deben hacer una búsqueda constante, visitar los lugares en donde el moroso suele ir, sean bares, confiterías, discotecas, etc.

detectives-privados-seguimientos-infidelidades

 

De no encontrarlo allí deberá establecer contacto con otras fuentes de ayuda. Estas tareas son las más caras porque el proceso suele ser muchas veces largo. A su vez, el contratista posee dos opciones aquí; intimidar a su deudor o solamente ubicarlo para luego iniciar acciones legales. Las empresas buscan constantemente a las agencias de investigación, algunos afirman que es una estrategia de marketing para crear una imagen más confiable en los individuos y realzar su buen nombre. Lo cierto es que los seguimientos por detectives privados en las empresas como en la vida personal de cada persona son algo popular y constante. En el primer caso, porque las multinacionales quieren tener control sobre su empleado todo el tiempo, incluso más allá de su trabajo.

Otras empresas contratan investigadores con el fin de saber si la productividad de un empleado se debe a situaciones relacionadas con su vida laboral, o si son acciones contra la empresa con el propósito de realizar un sabotaje. Estas acciones suelen detectarse cuando el empleado llega tarde a trabajar, o se ausenta seguido, se notan actitudes de desgano o se cometen constantes errores al realizar el trabajo.

 

 

Derechos reservados (c) 2008 | contacto