links de rubros categorias relacionadas

links de rubros categorias relacionadas
 
 

 

Tipos de cerraduras de seguridad

Si bien las cerraduras han sido creadas con el fin último y principal de brindar seguridad a las puertas y entradas de un hogar, de una residencia o de cualquier otro tipo de edificio, los diversos tipos de cerraduras pueden tener distintos tipos de especialidades. Una de ellas es el uso de cerraduras de seguridad, las cuales se especializan en proveer al cerrojo de la puerta una seguridad alta y especial, según sea su uso. Dentro de las cerraduras de seguridad, podemos encontrar diversos modelos de cerraduras que se incluyen dentro de este grupo y cuyo uso se destina a varios tipos de puertas y espacios.

clases de cerrojos de proteccionPodemos distinguir dentro de lo que se conoce como cerraduras de seguridad entre las que son para brindar seguridad de medio nivel, es decir por ejemplo para exteriores, para puertas de casas, para portones, etcétera. Y las que son para alta seguridad en donde ya estamos hablando de cerraduras para puertas blindadas, para cajas fuertes, para edificios, bancos, empresas, entre otros. Comenzaremos hablando de las cerraduras desde su nivel más bajo de seguridad hasta el más alto.

Haremos a continuación una división de tipos de cerraduras de entre todas las que existen, nombrando a las más populares. Para poder hacer una división en categorías de los tipos de cerraduras de seguridad que existen podemos utilizar diversos y variados criterios, y en este caso emplearemos el criterio que nos permite hacer una distinción según el tipo de mecanismo por medio del cual se abren las cerraduras. En este tipo de división podemos encontrar las cerraduras mecánicas, las electromagnéticas, eléctricas, electrónicas y de mando a distancia. A medida que van aumentando de seguridad las cerraduras van poseyendo mecanismos de cierre más complejos siendo las mecánicas del tipo más sencillo que hallamos en el mercado, y las de mando a distancia y virtuales son las más complejas.

 
         
 

Modelos para elegir

 

Cerraduras sobrepuestas, en este caso estamos hablando de un tipo de cerraduras de sistema de apertura mecánico, son las cerraduras que se usan para puertas de interior o en exteriores como por ejemplo portones y puertas de patios o jardines. Se colocan en las puertas que son demasiado delgadas como para empotrar una cerradura dentro de ellas, por lo cual se encuentran a la vista. Se trata de una de las cerraduras de menor seguridad ya que son las más fáciles de romper, aunque esto no signifique que sean inútiles o poco confiables. Brindan un nivel de seguridad mínimo como para puertas de interior o de entre espacios.

Cerraduras empotradas o embutidas, se trata de los modelos que se colocan a la derecha de las puertas, en su interior, es decir que van empotradas dentro de su estructura. Son cerraduras también de sistema mecánico. Estas son ideales para la seguridad en puertas de casas que dan al exterior y en algunos portones. Este tipo de cerradura se abre únicamente por medio del uso de la llave que la cierra, pero se puede cerrar con o sin ella, ya que al girar la perilla desde el interior, la puerta no podrá ser abierta por el lado que da al exterior ya que no posee picaporte en el mismo.

modelos de aldabas de seguridadCerraduras eléctricas, dentro de lo que son las cerraduras de alta seguridad encontramos las eléctricas que consisten en cerraduras que se colocan en puertas de exterior para mayor seguridad y se activan por medio de códigos numéricos y poseen una alarma. Su fuente de alimentación es eléctrica como su nombre lo indica, por lo cual son utilizadas únicamente como complementos a cerraduras mecánicas ya que de cortarse el suministro de energía podría ser peligroso no contar con el sistema de cierre. Por ello, siempre se puede contar con una cerradura eléctrica para aumentar el nivel de seguridad de las puertas y otras entradas, pero no como sistema de cerradura único. Cerradura electromagnética, este tipo de cerradura brinda una alta protección gracias a que consta de un electro imán el cual se fija al marco de la puerta para cerrarla y una placa metálica que se monta sobre la hoja de la puerta. El primero de estos elementos es el que crea el campo magnético por medio del suministro de electricidad a su bobina, atrayendo la cerradura a la chapa metálica. Al igual que en el caso de las cerraduras descritas anteriormente, si se corta el suministro eléctrico, la cerradura deja de funcionar. Cerraduras biométricas, se trata de un sistema de cerradura la cual se puede operar por medio de varias opciones de apertura digital, con claves numéricas y una llave. Este tipo de cerradura entra dentro de los modelos que brindan el mayor nivel de seguridad hoy en día. Se trata de un mecanismo digital inteligente con sistema electrónico. Se puede almacenar en su programación una cantidad enorme de huellas digitales que la cerradura recordara para poder permitir su apertura, además de un sensor de proximidad para mayor seguridad.