links de rubros categorias relacionadas

links de rubros categorias relacionadas
 
 

 

Candados

Los candados son unos elementos de metal que se utilizan como dispositivos de seguridad, a la forma de cerraduras portátiles por así decirlo, y que permiten instalar un cierre en cualquier tipo de elementos como cadenas, puertas, cerrojos, pasadores, entre otros. Se emplean candados por lo general en puertas donde no se puede poner una cerradura, en portones o en cadenas para asegurar elementos como bicicletas, motos, carros y otras cosas.

cerrojosLos candados son por lo general de metal y pueden presentarse en diversos tipos con diferencias en los mecanismos de cierre y apertura. Por ser ideales para la seguridad en el lugar donde se la requiera, ya que son fácilmente transportables, se convierten en uno de los mejores sistemas de cerraduras existentes en la actualidad, por lo cual pasaremos a describir sus características que lo convierten en el sistema portátil más elegido en el mercado. Este tipo de dispositivo de seguridad posee ciertas particularidades que lo convierten en un invento muy útil para tener siempre a mano.

Una de las grandes ventajas de los candados es que son mucho más económicos que las cerraduras, además de que si se pierden o extravían las llaves o el candado basta con comprar uno nuevo y no se requiere realizar el cambio total de nada, como en el caso de las cerraduras permitiendo de esta manera un considerable ahorro de dinero y tiempo. Los candados de cada uno de los tipos mencionados poseen una gran cantidad de usos y aplicaciones diversas. Por lo general el candado normal mecánico se emplea para el cierre de puertas, portones y rejas por medio de una cadena que se atraviesa en las barras de las mismas. A esta cadena se la asegura por entre medio de los eslabones con el candado ajustándola bien de manera que no pueda ser abierta. Y por otro lado, se usan candados para cerrar baúles, tapas de todo tipo de elementos contenedores, garajes, frentes de negocios, entre otros por medio de la colocación de un candado en cada una de las aberturas de las tapas o puertas en cuestión. También se suelen emplear todo tipo de candados para asegurar, con cadenas u otros dispositivos bicicletas, carros, motos, incluso los manubrios de un auto, etcétera.

 
         
 

Características principales de los candados

 

Existen varios modelos de candados que se pueden utilizar en distintos tipos de cierres. Los más comunes y más conocidos son los candados de metal con un sistema mecánico de cierre que es activado por medio de una llave de acero, hierro o bronce. Estos candados poseen en su interior unos dispositivos que giran abriendo y cerrando su manija. El candado tiene una abertura debajo por donde se coloca la llave, la cual al girar activa los cerrojos en el interior del candado.

De este tipo de candado existen dos modelos, uno de una vuelta de llave y otro de dos, siendo este segundo más seguro por ser más difícil de corromper. Luego existe un modelo de candado cuyo sistema de cierre es numérico. Consiste en un candado que se cierra por medio de la introducción de un código, conocido únicamente por el propietario, en las pequeñas manijas del candado. Cada manija tiene los números del 0 al 9 y se giran para ambos lados hasta dar con la combinación del código del candado.

pasadoresEstos candados son también bastante seguros ya que es muy poco probable que alguna persona pueda adivinar el código que posee el mismo para abrirlo. Además, se presentan en varios modelos que poseen más o menos cantidad de números en su código, y por lo tanto más o menos manijas, con lo cual varía su nivel de seguridad. Y por otro lado, existe un tipo de candado mucho más moderno que los anteriores y que hoy en día brinda un nivel de seguridad mucho mayor y más eficaz. Se trata de los candados digitales, los cuales se activan por medio de un lector de huellas digitales que poseen en su cuerpo. Este tipo de candados utiliza un sistema sumamente avanzado de detección inteligente por medio de imágenes virtuales de la huella dactilar de su poseedor. En su parte inferior posee dos botones, uno de ellos para activar el lector, con lo cual se coloca el dedo índice en el lector y este lee la huella. Una vez abierto el candado se quita el dedo y sólo hace falta volver a apretar su cierre para asegurarlo una vez más. El segundo botón es una verdadera novedad: se lo utiliza para agregar otros usuarios al sistema de memoria del candado, el cual registrará también las huellas de estas personas. Incluso el usuario principal puede almacenar más de una de sus huellas en caso de que su dedo índice se encuentre inhabilitado para abrir el candado por poseer un vendaje o algo por el estilo.