links de rubros categorias relacionadas

links de rubros categorias relacionadas
 
 

 

Cajas fuertes usadas

En este párrafo en particular hablaremos de un artículo que en muchos lugares en indispensable y algunas veces en las casas también, estamos hablando de las cajas fuertes, y en particular de las cajas fuertes usadas. Si estás buscando una caja fuerte es importante que te advirtamos en primera medida que los modelos usados o de segunda mano, no siempre son una buena opción. Es verdad que son más económicos pero te pueden traer más de un dolor de cabeza.

cajas de seguridad con uso previoPor ejemplo, si se trata de una caja fuerte clásica, con un sistema de apertura de combinación numérica mediante una rueda, puede ocurrir que, si la caja ya tiene unos cuantos años de uso la rueda se encuentre un poco dura, oxidada y sea un poco más dificultoso abrirla. Por otro lado, si nos referimos a las cajas fuertes digitales de segunda mano, quizás puedes tener un poco mas de ventajas, siendo que los sistemas digitales son mucho menos propensos a deterioros, pero esto depende mucho del modelo que elijas.

Si por ejemplo, quieres una caja fuerte con combinación numérica (o alfanumérica) y huella digital, el sistema electrónico de la misma debe ser reseteado, lo cual desde ya debemos decirte es un trabajo para nada fácil y para el que se requiere de equipamiento especial ya que lógicamente se encontraran almacenadas las huellas digitales de sus dueños anteriores, y de más está decir que esto encarecerá muchísimo el precio de la caja en sí a tal punto que será más conveniente comprar una nueva. Entonces básicamente podemos decir que la ventaja principal de conseguir una caja fuerte usada, según su modelo radica en los precios más bajos. Pero, ¿Qué otro tipo de ventajas podemos tener comprando una caja fuerte de segunda mano? Uno de los casos más comunes en donde se da la posibilidad de tener una caja fuerte usada, es cuando una persona la hereda o bien, la tiene en a familia desde hace tiempo.

 
         
 

Arreglando nuestra caja fuerte

 

Como mencionamos si se trata de una caja fuerte que tiene un sistema de rueda, y la misma no se encuentra en condiciones (siendo que en muchos casos al estar fabricadas de hierro se oxidan) hay empresas que se dedican a la restauración de este tipo de cajas fuertes. ¿De qué manera?, pues utilizando diferentes aparatos especialmente fabricados para estos trabajos y con la tecnología necesaria para poder cambiar el sistema de cerradura de la caja fuerte, puede restaurarse cualquier tipo de caja sin importar que tan dañada esté.

Al mismo tiempo es importante mencionar el hecho de que es posible que en este tipo de cajas, puedas reemplazar una cerradura de rueda por una cerradura digital. Ahora bien, los costos por estos trabajos son bastante altos, ya que además de necesitar equipamiento especial, es un trabajo que lleva bastante tiempo siendo que se debe tratar a la estructura con mucho cuidado y delicadeza.

cofres de seguridad de segunda manoPodemos decir que la restauración de una de estas cajas se centra entre los 100 y 300 dólares. Claro que estamos hablando de un trabajo bastante complejo y para el que se necesita un conocimiento y equipamiento especial. De todas formas, en este caso particular lo más conveniente sería que compres una nueva siempre y cuando te sirva para guardar tus valores. Muchas personas, antes de comprar cajas fuertes usadas, suelen consultar si hay alguna posibilidad de que la llave correspondiente al sistema sea copiada, especialmente en aquellas en donde se requiere una llave a parte de una clave para el acceso de la misma, pero debemos decir que no hay porque temer en este sentido. Las llaves son únicas y con cada caja por lo general se entregan dos; cada caja fuerte tiene su llave especifica, por lo cual, si tu compras una caja fuerte usada y te la entregan con dos copias de llave, no hay posibilidad de que exista otra copia de la misma. Por su parte, en el caso de la contraseña, como hemos mencionamos la misma puede resetearse pero para ellos es importante la mano de obra de un profesional, por eso te sugerimos que primero te asesores muy bien, y si realmente los números no te cierran, te inclines por comprar una caja nueva.